“Contrato forward”

definición

En intercambio de divisas, un contrato forward o seguro de cambio es un acuerdo que asegura el tipo de cambio actual para una operación en una fecha futura determinada. Se trata de un instrumento simple pero efectivo para contrarrestar el riesgo de volatilidad del tipo de cambio. En efecto, se “fija” el tipo de cambio de hoy para una operación futura.

Asimismo, aunque los contratos forward protegen de posibles pérdidas provocadas por la fluctuación del tipo de cambio en nuestra contra, esto también significa que no podremos beneficiarnos de cualquier ganancia que se hubiera obtenido como consecuencia de movimientos del tipo de cambio a nuestro favor. No obstante, cuando el dinero de tu empresa está en juego, no es recomendable hacer conjeturas sobre los posibles movimientos de los tipos de cambio.
Ejemplo de contrato forward

Una compañía de la zona euro ha hecho un encargo a un proveedor situado en EE.UU. Supongamos que el precio del encargo es de 100.000 USD a pagar en 60 días. Con el tipo de cambio de hoy, tendría que pagar 74.000 EUR. Sin embargo, la empresa desconoce si el tipo de cambio será el mismo o incluso mejor dentro de 60 días. ¿Qué ocurre si el euro se debilita frente al dólar y al final debe pagar 76.000 EUR?

El EUR/USD se mueve constantemente. En el espacio de unos cuantos meses, o incluso semanas, la cantidad de USD que la empresa puede adquirir con sus euros podría caer en picado. Y esta es una apuesta muy arriesgada.

Imagina este supuesto para todos los encargos a lo largo del año. Se trata de un riesgo demasiado alto para cualquier empresa, y un enorme quebradero de cabeza para el director financiero. ¿Qué puede hacer al respecto? He ahí donde aparecen los contratos forward o seguros de cambio, que ayudan a mitigar el riesgo y protegen los flujos de efectivo de la empresa.


 

Forward Guide Banner