“Derivados OTC”

definición

Los derivados OTC (Over The Counter por sus siglas en inglés), son valores generalmente comercializados por una red de agentes, en vez de a través de una cámara de intercambio centralizada como puede ser la Bolsa de Londres.

La etiqueta “over the counter”, que se podría traducir como “desregulado”, se refiere a que estos productos consisten en un contrato entre dos partes, que no se encuentra registrado ni regulado por ninguna cámara de compensación, lo que hace que cada una de las partes implicadas asuma el riesgo de la contraparte.

De hecho, hasta el año 2007 estos productos estaban desregulados hasta que, con el estallido de la crisis financiera de 2007-09, los riesgos de las consecuencias de impagos masivos en mercados ”over the counter” de derivados financieros llamaron la atención a los reguladores internacionales, que exigieron algún tipo de control sobre estos productos.

Así se promulgaron el Acta Dodd-Frank para la Reforma de Wall Street y la Protección del Consumidor en EE.UU, y en la UE, el Reglamento sobre la Infraestructura de los Mercados Europeos (EMIR), orientados a limitar la amenaza de una hipotética dinámica de impagos masivos en mercados de derivados y, sobre todo, una potencial nueva crisis financiera global a consecuencia de los mismos.

En el mercado de divisas hay diversos productos OTC, como los seguros de cambio o los swaps de divisas en todas sus variantes, que no están regulados por ninguna cámara de compensación. Estos productos, sin embargo, han de cumplir con los requerimientos del Acta Dodd-Frank en EE.UU. y del EMIR en la UE.