News Index
Por Elliott Locke

Fija los precios en diferentes divisas como un experto en 6 pasos

Publicado 16 marzo, 2017

Mientras que la economía europea y mundial continúan mostrando señales de crecimiento, empresas en todo el mundo están aprovechando estas condiciones favorables para intensificar sus esfuerzos en las ventas. Si bien el marketing personalizado y el atractivo del producto son elementos claves para el éxito del ciclo de venta, podría afirmarse que ningún otro componente tiene tanto impacto como la estrategia de fijación de ventas.

Sin embargo, para las empresas que fijan precios y venden en múltiples divisas, dar con la fórmula adecuada no resulta una tarea fácil. En vistas de esta reciente remontada de la actividad económica, queremos compartir contigo nuestros mejores consejos para maximizar la competitividad y los beneficios al fijar precios en divisa.

Precio local, éxito global

Antes de entrar en detalle acerca de “lo que hay que hacer”, veamos primero lo que “no hay que hacer”. Cuando te dirijas a compradores fuera de tu mercado, evita a toda costa hacerles pagar en tu divisa propia, si esta es diferente de tu divisa de trabajo.

Cargar a tus clientes con los gastos de conversión es una invitación a que se vayan a la competencia. No caigas en este error: es un atajo de principiante y afectará a tu tasa de conversión.

Descartado este punto, veamos qué puedes hacer para conseguir una estrategia de fijación de precios en divisa que se convierta en la envidia de tu sector:

  • Fija el precio lo más cercano posible al tipo de cambio. Los tipos de cambio proporcionados por los bancos suelen inflarse un entre un 2 y un 4%. Al aplicar este tipo de cambio en vez del mid-market, estás fijando un precio un 2-4% más alto que la competencia.
  • Prepárate para aplicar descuentos en el momento adecuado. Como tus costes y tus ventas se realizan en divisas distintas, si el par de divisas se desplaza a tu favor, puedes aplicar descuentos para ser más competitivo, a la vez que proteges el margen. Además, si tus precios ya son competitivos, si el tipo de cambio se aprecia a tu favor, conseguirás un margen de beneficio mayor.
  • Hay que saber cuándo es momento de irse. Del mismo modo, si el par de divisas se desplaza en tu contra, sabrás cuando se acerca el momento de abanadonar el mercado, antes de que el tipo de cambio elimine tu competitividad o convierta los beneficios en pérdidas.
  • Cubre la exposición. Mientras que una fijación de precios adecuada te hace más competitivo y estratégico, realizar la venta es solo ganar la mitad de la batalla. Entre el momento en que se realiza la venta y el que recaudas y conviertes los fondos a tu divisa de trabajo, el mercado de divisas puede eliminar todos tus beneficios, proceso durante el cual las previsiones pueden resultar completamente inútiles. Para evitar esta exposición, es necesario cubrir tus posiciones abiertas en divisa con una operación spot o bien un seguro de cambio o contrato forward. De este modo, tus márgenes quedan protegidos durante el ciclo de venta en su totalidad.
  • Automatiza tus políticas. Monitorizar continuamente el mercado de divisas requiere una atención prácticamente constante, e incluso en este caso, contabilizar todas las posiciones abiertas favorece el error humano. Por el contrario, el uso de la tecnología garantiza la automatización total de estas tareas, a la vez que elimina el riesgo de error humano.

En vistas de esta reciente y bienvenida remontada en la actividad económica, hemos recopilado nuestros mejores consejos para maximizar tu competitividad y beneficios al fijar precios en divisa.

En esta guía tratamos algunos conceptos de fijación de precios que te ayudarán impulsar tu competitividad y crecimiento, además de cubrir los riesgos que el mercado de divisas mundial puede suponer para tus resultados. Descarga aquí tu guía gratuita sobre fijación de precios para e-commerce.

Avatar

Deja un comentario

*